Vivimos tiempos fascinantes de cambios y caídas de paradigmas. Las organizaciones están obligadas a reinventarse, si quiere subsistir, y para ello necesitan poner a las personas al centro. ¡Se buscan Organizaciones más humanas, dinámicas y creativas!